Conversación con Simon Pengelly

Simon Pengelly© Studio Pengelly

Con motivo de la colaboración con Arper, el diseñador londinense Simon Pengelly interpreta y elabora la filosofía de Arper y su idea de diseño para crear un sistema de mesas y un taburete, Nuur y Babar.

Nuur (2009) interpreta la forma arquetípica de una mesa: se dota de cuatro patas en las esquinas, cuatro elementos de conexión y un sobre y se propone en varias medidas, adaptándose a funciones y a ambientes diversos.

Babar in progress by Simon Pengelly© Studio Pengelly

Babar (2006) revela un espíritu alegre y sofisticado que cela una extraordinaria complejidad técnica. Su flexibilidad permite varias soluciones de asiento en ambientes muy distintos. Estas creaciones nacen del concepto de diseño de Pengelly.

Simon Pengelly© Studio Pengelly

Simon Pengelly y su concepto de diseño:
Creo que los ingleses exprimen a duras penas la profundidad de sus ideas, como si se avergonzasen de una actividad tan auto indulgente, y yo no soy la excepción.
Esta reticencia para exprimirse tiene a condicionar también el modo en el que los pensamientos se manifiestan en el mundo, por lo que se podría decir que tiene una influencia positiva en la articulación del proceso que transforma los pensamientos en productos.Una cierta medida de "quietud", posiblemente sobre todo lo demás, es la cualidad fundamental de los mejores productos. Estos no siguen la moda, pero poseen características que son fruto de una visión profunda de la funcionalidad, de la materialidad, del ambiente, de la intuición y de la familiaridad, sin necesidad alguna de gritar.Hay pocas cosas para mí más interesantes que la posibilidad de influir en el mercado con un diseño tranquilo: una afirmación que a muchos podría parecer una contradicción en términos, ya que lo que es tranquilo a menudo viene ignorado. Curiosamente, los "productos quietos" son a menudo los que la mayor parte de la gente encuentra más de su agrado. Con esta concepción nos encontramos con la oportunidad de influenciar la sociedad dirigiéndose a una multitud de personas, en lugar de a algunos.Se entiende comúnmente que la producción de masa no tiene personalidad y valor artesanal. Yo creo que un producto creado en modo industrial tenga el potencial de comunicar un aura de calidad implícita en el delicado equilibrio de forma, materiales y funcionalidades combinadas sin presunción, y para ofrecer productos accesibles a un precio proporcionado al proceso de producción.Este equilibrio no es fácil de conseguir ya que excluye sobraposiciones de elementos; el objetivo es crear objetos que "toquen con los pies en la tierra con ligereza", dotados de personalidad que enriquezcan el ambiente sin eclipsarlo.Realizar este equilibrio, articulado estéticamente a través de las proporciones y metafóricamente a través del uso correcto y oportuno de materiales y tecnologías productivas, es posible también gracias a la reducción de lo superfluo, sin desnudar un artículo de su "alma". Aquí está la oportunidad de crear formas que a través de su simplificación posean una ligereza afín a la presente en la naturaleza, donde lo superfluo no existe, y la sensualidad y suavidad existen desde siempre, tranquilamente.

Para ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible en nuestro sitio Web usamos cookies también de terceros. Al continuar con la navegación, declaras aceptar y autorizar el uso de las cookies en cumplimiento de los términos expresados para el uso. Para conocer más detalles y modificar tus preferencias, consulta nuestra Política de confidencialidad