Ichiro Iwasaki on Kiik

Courtesy of Iwasaki Design Studio

Nacido en Tokio, pero con experiencia en el diseño italiano, Ichiro Iwasaki ha diseñado desde electrodomésticos hasta productos electrónicos y mobiliario, como la colección Pix de Arper. En esta entrevista Iwasaki nos descubre las ideas que están tras su nueva colección, Kiik.



¿Cuáles fueron tus fuentes de inspiración en el diseño de Kiik?

El diseño de Kiik comenzó con la observación de espacios públicos como parques, museos, aeropuertos. lugares donde la gente está en movimiento. Hoy en día, los espacios públicos son dinámicos y activos, se adaptan a una gama de necesidades: quietud y movimiento, actividad y descanso, trabajo y vida privada, facilidad y seriedad. Observas como las personas se paran y conversan entre ellas, hablan por teléfono, se apoyan en los muros, trabajan con sus portátiles o descansan. Comparados con Kiik, los sofás tradicionales no son capaces de adaptarse a la variedad de estilos de vida contemporáneos. Kiik está diseñado para satisfacer las necesidades de la vida moderna. Es un sistema modular que permite sentarse, acostarse, chatear, leer, escribir, observar, comer, esperar, pensar, trabajar, descansar o cualquier otra actividad. La fuente de inspiración de Kiik se encuentra en las nuevas demandas de los espacios públicos y en la observación de como las personas usan el espacio público.


¿Qué contextos tenías en cuenta mientras desarrollabas Kiik?

Como Kiik es sumamente adaptable, es apropiada para muchos contextos diferentes: grandes y pequeños espacios, espacios privados o públicos, para formar grupos o usarla de un modo independiente. Creo que Kiik de ne un espacio para descansar, jugar, aprender o trabajar.

Courtesy of Iwasaki Design Studio

¿Cuál es tu de nición de modularidad en la colección Kiik?

La mayoría de los sofás modulares crean sus con guraciones mediante la suma de piezas. Al diseñar Kiik quisimos desa ar esa noción para lograr que la colección todavía fuera más adaptable. Desarrollamos el sistema Kiik de tal modo que para crear una con guración cada módulo pudiera utilizarse independientemente o sumado a otros. Esta forma de diseño signi ca que no hay límites de con guración, algo que convierte a Kiik en todavía más adaptable a diferentes contextos. Por lo tanto, Kiik se de ne más por su capacidad para emplearse en escala que por su modularidad.


¿Cómo describirías la estética geométrica de la colección?

Queríamos crear un sistema que fuera fácil de usar, como un juego de bloques de madera. Las formas geométricas de esta colección se desarrollaron desde la intención de que fuera escalable y modular. De nimos las formas geométricas de la colección desde la intuición y la plani cación del ujo del espacio.


¿Cómo de niste el concepto de la console?

Necesitamos encontrar nuevas posibilidades para que los muebles se adapten a las formas de trabajo actuales. Por ejemplo, en mi o cina hay una mesa grande y alta, hecha a medida, donde a menudo nos reunimos para discutir nuevos proyectos, hacer bocetos y pensar. Pensar mientras estamos de pie o mientras caminamos, son actitudes que se han vuelto importantes en mi estudio, y creo que este tipo de cuestiones cada vez están más presentes en los lugares de trabajo. Personalmente, siento que estos nuevos contextos me ayudan a aclarar las ideas y a que uyan las conversaciones. Creamos la consola alta para satisfacer estas necesidades. Las consolas de media y baja altura están en el núcleo de la colección y pueden colocarse con el sofá Kiik. Pero también podemos utilizar poufs Pix rodeando a las consolas o convertirlas en un escritorio utilizando una silla. Está disponible la opción de conexión eléctrica para cumplir con la demanda de los espacios de trabajo contemporáneos.

© Maria Fallada

¿Cuál fue tu inspiración en el caso de ottoman Kiik?

De ní el diseño a partir de mi experiencia con la cultura asiática de los asientos bajos. En Asia la gente se sienta en el suelo o en asientos bajos. Con naturalidad, esta manera de sentarse nos lleva a adoptar una posición más relajada, estirando los brazos hacia atrás, por ejemplo. De igual modo, la combinación de asiento bajo y mesa baja invita a sentarse relajadamente. Además, con este asiento bajo, en combinación con el resto de asientos, altos y medios, la colección Kiik puede abarcar múltiples perspectivas, posturas y puntos de vista. Pienso en ottoman Kiik como un tipo de asiento muy contemporáneo que armoniza con las necesidades actuales.

© Eva Palomar

¿Cuáles son los elementos comunes de Pix y Kiik? ¿Cómo ha evolucionado tu relación con Arper desde la creación de estas dos colecciones?

Pix y Kiik comparten una idea: son formas de reunión. Las dos son propuestas modulares y, en ambos casos está muy presente el concepto de tamaño y relación: la distancia entre las personas y entre las personas y los objetos. Considerar la relación entre objetos y proporciones es considerar cómo interactuamos entre nosotros. Con Arper, a lo largo de estos 10 años de trabajo conjunto, nuestro enfoque del diseño no ha cambiado en absoluto. Seguimos preguntándonos, ¿qué deberíamos diseñar? y, lo más importante, ¿por qué? Ambos trabajamos con un objetivo común aunque somos de diferentes esferas culturales. De hecho, estas diferencias nos han permitido establecer un diálogo enriquecedor, porque cada uno ha procurado entender la perspectiva del otro. Es un placer mantener esta relación honesta con Arper, donde hay tanto aprecio como descubrimiento mutuo.

Para ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible en nuestro sitio Web usamos cookies también de terceros. Al continuar con la navegación, declaras aceptar y autorizar el uso de las cookies en cumplimiento de los términos expresados para el uso. Para conocer más detalles y modificar tus preferencias, consulta nuestra Política de confidencialidad